Mensaje del presidente

LUIS FERNANDO MARTÍN AMODIO HERRERA
El Presidente del Consejo de Administración

Señoras y señores:

Como todos ustedes conocen, 2020 ha sido un ejercicio protagonizado por una grave pandemia a nivel global y por su gran impacto social y económico. Pero también ha sido un año de importantes transformaciones que tendrán repercusión en nuestro tejido empresarial a corto y medio plazo y, por ende, en el modelo de crecimiento que va a estar apoyado, cada vez más, en la digitalización y en instrumentos innovadores y sostenibles.

La covid-19 nos ha llevado a hacer frente a importantes retos. Por ello, quiero agradecer al conjunto de empleados el gran esfuerzo y compromiso que han demostrado, prestando servicios esenciales a ciudadanos en hospitales y residencias, y realizando trabajos en infraestructuras, todos ellos fundamentales durante el estado de alarma.

En el marco de la pandemia, la compañía ha constituido un Comité de Crisis para preservar, como aspecto prioritario, la salud de sus empleados, y ha puesto en marcha un conjunto de actuaciones para limitar su impacto en los parametros económicos de la sociedad. Entre estas se incluye, tras haber alcanzado un acuerdo con los representantes legales de los trabajadores en España, la aplicación de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). También me gustar a reseñar la reducción voluntaria del salario de los miembros del Consejo de Administración, de la alta dirección, de directivos y de gerentes.

A nivel operativo, las ventas de OHL, han estado en línea con las del año 2019, alcanzando una cifra total de 2.831 millones, con un leve retroceso del 4,4%, en tanto que el ebitda, que confirma la consistencia de rentabilidad a nivel operativo desde el último trimestre de 2018, se sitúa en los 67,5 millones de euros, un 4,2% más que el ejercicio anterior. La contratación total, que en el ejercicio ha ascendido a de 2.761 millones, es un 3,5% superior a la de 2019, lo que nos ha permitido terminar con una cartera total de 4.962 millones, gracias a la buena evolución del mercado de EEUU.

A pesar de la constante y constatable mejora operativa, el resultado neto de la compañía ha sido negativo por importe de -151,2 millones de euros. Este parámetro se ha visto impactado, al margen de los 35 millones de euros de ebitda afectado por la pandemia, por los proyectos turísticos de Desarrollos, y por los ajustes de valor de la deuda de Grupo Villar Mir y Pacadar con OHL.

El 2020 ha sido, sin lugar a dudas, un ejercicio de cambios estructurales para OHL. En el mes de mayo, mi hermano Mauricio y yo, entramos en el capital de la sociedad con la adquisición de un 16%, convirtiéndonos en inversores a largo plazo.

Posteriormente, como todos ustedes conocen, el Consejo de Administración, celebrado el 15 de junio, me designaba presidente de OHL. Me siento muy honrado de asumir el liderazgo de una compañía que, en 2021 cumplirá 110 años de historia, y que ha dejado su huella, a través de la realización de grandes proyectos de infraestructuras, en los cinco continentes.

La compañía alcanza este posicionamiento gracias a su decidida apuesta por un modelo de negocio responsable, incorporando a sus contratos criterios de sostenibilidad y aportando soluciones y procesos constructivos innovadores, más resilientes y exigentes en cuanto a criterios de eficiencia energética y economía circular.

El compromiso en materia de transparencia, sostenibilidad y gobernanza queda patente, a través de su pertenencia, desde su lanzamiento en 2008, al índice bursátil FSTE4Good Ibex y a su adhesión a iniciativas como la Red Española del Pacto Mundial de Naciones Unidas, el
Consejo Empresarial Español para el Desarrollo Sostenible o el New Deal for Europe.

OHL ha iniciado su normalización tras haber vivido un proceso de transformación y renovación interno que arrancaba hace, aproximadamente, tres años. Un proceso que culmina con nuestra entrada en el capital de la compañía y con el acuerdo de refinanciación alcanzado, ya en 2021, por la familia Amodio y Grupo Villar Mir, con los principales bonistas y los bancos de referencia, y que deber ser ratificado y aprobado en Junta General Extraordinaria de Accionistas y obtener otras autorizaciones.

Este proceso de refinanciación se complementa con el de recapitalización y ambos reforzarán firmemente a la compañía. Todo ello, nos permitir  hacer frente al plan de negocio, confirmando la apuesta de OHL y de su equipo gestor por volver a la senda de la recuperación y el
crecimiento.

Estamos seguros de que, con la confianza de los señores accionistas, con el apoyo de nuestros inversores y stakeholders y, sobre todo, con el gran equipo humano de OHL vamos a liderar este gran proyecto que se sustentará en los pilares de la sostenibilidad, la transparencia y el buen gobierno, como grandes generadores de valor.

El Presidente del Consejo de Administración
Luis Fernando Martín Amodio Herrera